jueves, 27 de septiembre de 2012

Japonés: cómo pasar de 0 a un A1 en 60 horas


Este verano me apunté a un curso intensivo de japonés del CSIM de la Complutense. Podéis consultar la página web aquí.

Bien, mi historia con el japonés es larga, muy larga, pero nada constante. Creo que empecé a encapricharme con el idioma a los 9 o 10 años, cuando tuve acceso al maravilloso canal Buzz (el de antaño, lleno de anime). Me emperré en aprender japonés y me compré un mini diccionario. Sin embargo, no me lo tomé en serio hasta tener internet, donde por fin pude aprender el hiragana, el katakana y algún que otro kanji suelto. Después cayeron muchos otros manuales y gramáticas, pero sentía que no me entraba en la cabeza. Para un idioma tan diferente, sentía que necesitaba que alguien experto me diera una base y ya a partir de ahí, yo ya sería capaz de autocompletar.

El año pasado, durante mis Erasmus en Bruselas, me apunté a una academia de japonés. Aunque sólo era un curso de conversación, lo vi muy útil. Sin embargo, por circunstancias de la vida, tuve que dejarlo. Y por fin, este verano empecé a buscar como loca y encontré este curso intensivo. Ahora sí, tras este enorme rodeo, mi experiencia con el curso intensivo.

martes, 25 de septiembre de 2012

Anki: mi amigo para estudiar el vocabulario

Durante dos años de carrera de traducción me estuve desesperando para aprenderme el vocabulario - millones de normbes de verduras, frutas, árboles que ni siquera sabía que significaban en español. Sin embargo, el verdadero problema llegó el año pasado cuando estuve de Erasmus. Mi profesora de traducción inglés- francés nos mandó estudiarnos la mitad del libro de vocabulario Le Robert & Nathan- anglais. ¡Era imposible aprenderse eso! Además de que no había tiempo para estudiar todo eso, dificultad residía en que ni el inglés ni el francés es el idioma materno, muchas veces los términos había que traducirlos al español primero.

Un día se lo estuve comentando a una compañera y me dijo : "Por qué no te descargase Anki? Anki...

domingo, 23 de septiembre de 2012

En la recta final

Sé que para varios de mis compañeros no será así, pero para muchos de nosotros sí: estamos en 4º, señoras y señores.

Pienso en cómo nació este blog, como un simple trabajo para una asignatura de 1º. Sé que no le hemos hecho demasiado caso y que no le hemos sacado partido, pero de verdad espero que tanto yo como mis compañeros lo utilicemos este año. Porque ahora estamos en 4º. Todo parece ya más creíble, más tangible. Sin embargo, no puedo evitar agobiarme: ¿de verdad estoy capacitada para trabajar como traductora? ¿y ahora qué, máster, me voy al extranjero, me busco prácticas? Y estoy segurísima de que no soy la única.

Por eso, futuros traductores e intérpretes, mucho ánimo y ¡al lío!