miércoles, 29 de mayo de 2013

One lovely blog Award


Hace unos días, Eva María Martínez, autora del blog El arte de traducir, nos nominó al One lovely blog award, así que aquí van las respuestas a las 11 preguntas contestadas por las tres :) ¡Muchísimas gracias por la nominación! La verdad es que nos ha hecho mucha ilusión y nos ha gustado mucho contestar a las preguntas.


Et voici las preguntas:


1.¿Hay algún idioma que te gustaría aprender, pero con el que no te atreves? 
Daria: No, el idioma que «me gustaría aprender» automáticamente se convierte en idioma que «quiero aprender» y voy a por él. Este año tenía el gusanillo de aprender cirílico. En septiembre me apunté al CSIM de la UCM y cada sábado me levantaba para mis clases de ruso.

Raquel: Desde siempre me ha llamado mucho la atención el finés, pero creo que es muy muy difícil, así que prefiero centrarme en los idiomas que estoy estudiando ahora, ya que me encantaría dedicarme profesionalmente al japonés.

Andrea: Me gustan mucho las lenguas escandinavas, pero de momento no me he atrevido con ninguna de ellas. Ahora mismo estoy centrada en el alemán, que me encanta, y creo que me ayudará mucho en un futuro si me decido por aprender alguna de las escandinavas.



2.¿Ha habido algún idioma que se te haya atragantado cuando en realidad pensabas que iba a ser un camino de rosas? 
Daria: Es un camino de rosas con espinas. Es bonito pero a la vez hay que sufrir y esforzarse para llegar hasta el final de ese camino... En realidad es un camino que nunca se acaba por lo tanto siempre será bonito y siempre  nos encontraremos con dificultades.

Raquel: No pensaba que fuera un camino de rosas exactamente, pero sí que empecé muy motivada con el alemán. Desgraciadamente, lo dejé un poco de lado, aunque algún día lo retomaré.

Andrea: Como comenta mi amiga Daria, se trata de un camino de rosas con espinas. Si te gusta y te motiva mucho un idioma, al final vas a hacer todo lo posible para superar las dificultades con las que te encuentras.


3.¿Te consideras autodidacta a la hora de aprender a manejar programas de software para hacer más cómoda tu vida como traductor?
Daria: La verdad es que no mucho. Quizás debería poner más empeño en cuanto a los programas de software. Soy consciente que son muy importantes en el trabajo de un traductor pero he de confesar que no soy autodidacta.

Raquel: Aunque he tenido varias asignaturas de informática durante la carrera, creo que es importante trastear con los programas. No lo llamaría «ser autodidacta» exactamente, pero sí que he mirado algún programa por mi cuenta.

Andrea: Tengo que reconocer que no estoy muy metida en el mundo de los programas de software (aquí la entendida, aunque no lo diga ella, es Raquel). Creo que es esencial tomarse su tiempo para investigar los programas y de esta forma sacarles el máximo partido. 

4.¿Has llegado a estar tan absorbido por el trabajo o los estudios que te has olvidado de tu vida social en algún momento?
Daria: Considero que para realizar bien el trabajo profesional hay tener primer vida social por eso intento no quedarme sin ella.

Raquel: En principio no. Creo que hasta el momento he conseguido sacar tiempo para mi vida personal y eso es algo fundamental. No hay que dejarse absorber por el trabajo/los estudios y es necesario despejar la mente de vez en cuando. Aunque sí es cierto que ha habido noches en las que me han dado las tantas.

Andrea: ¿Hablar con otros compañeros sobre traducción se considera vida social? A veces me doy cuenta de que hablo demasiado sobre este tema, pero en general creo que he sabido compaginar la vida social con los estudios y el trabajo. Como comentan Daria y Raquel, es importante encontrar un equilibrio.


5.¿Eres de perros, de gatos o de animales enjaulados o en pecera?
Daria: Definitivamente, de perros!

Raquel: Amo los gatetes, aunque los perros también tienen su gracia.

Andrea: Gatos, gatos, gatos. Siempre. Tengo dos.


6.¿Recuerdas algún proyecto con especial cariño (positivo o negativo)?
Daria: En la universidad, todos los trabajos y proyectos en grupo los recuerdo con cariño.

Raquel: Este año tuve la asignatura de Localización de software y traducción de páginas web, donde tuvimos que enfrentarnos a un proyecto bastante amplio. Este consistía en traducir un programa (softwarehelp documentation) por grupos. Fue bastante duro a la hora de repartirse todo el trabajo, establecer fechas y tal, pero logramos organizarnos de maravilla y el resultado fue muy positivo.

Andrea: Todos los trabajos en grupo de la universidad me han aportado muchísimo y los recuerdo con cariño. A nivel un poco más profesional, recuerdo como un proyecto muy enriquecedor unas traducciones que realicé para una ONG, ya que fueron mi primera experiencia fuera de la universidad y me trataron muy bien.


7.¿Recuerdas cuál fue tu primer encargo o cuáles fueron tus pinitos en el mundo de la traducción y la interpretación?
Daria: En mis prácticas lo pasé un poco mal con un contrato. Era de español a polaco y la verdad es que yo no había visto un contrato en polaco en mi vida... y había muy pocos recursos en Internet.

Raquel: Todavía no he tenido la oportunidad de enfrentarme a una traducción profesionalmente.

Andrea: Mi primer encargo de traducción fue sobre los recursos naturales en una zona de Asia. La verdad es que al principio lo pasé un poco mal con el plazo, pero cuando terminé me sentí muy satisfecha. En interpretación siempre recordaré mi primer día: una reunión de ginecólogos con miembros de la Fundación Once. Fue muy emocionante. El ponente fue muy simpático con mi compañera y conmigo, y al final de las reuniones se acercó a nosotras y nos regaló unas tiras de braille que formaban parte de su proyecto (¡y la mía la tengo guardada como si fuera una reliquia!).


8.¿Has conseguido superar alguna fobia en el terreno laboral? (Por ejemplo, pánico a hablar en público, a coger el teléfono a un cliente…).
Daria: Todavía no, pero me encantaría superar el pánico a hablar en público.

Raquel: Estoy trabajando en ello, ya que mi timidez podría llegar a ser un problema a la hora de hablar en público.

Andrea: No me gusta mucho hablar por teléfono con gente que no conozco. Sin embargo, creo que la mejor forma de superar las fobias es enfrentarse a ellas, así que en verano voy a hacer unas prácticas en las que voy a tener que hablar mucho por teléfono en español y en francés… A ver qué tal.


9.¿Cómo «digieres» las correcciones que te envían los clientes o que te devuelven los profesores de los textos que entregas?
Daria: Intento aprender de mis errores

Raquel: Es muy importante saber aceptar las críticas siempre que sean constructivas. Además, hay que aprovechar la experiencia de aquellos que saben más que tú y aprender de los errores.

Andrea: Me parece interesantísimo leer todas las correcciones que me hacen e intento aprender de ellas.


10.¿Te ha caído alguna vez una bronca monumental por meter la pata con algún encargo?
Daria: Todavía no =)

Raquel: Todavía no, pero sé que habrá muchas.

Andrea: Se podría decir que sí, aunque no estaba muy de acuerdo con las razones. Es lo que tiene el mundo profesional, ¡ojalá todo fuera tan fácil como en la universidad!


11.¿Tienes pensado abrirte a otras especialidades en un futuro próximo o lejano?
Daria: Desde luego que sí. Lo que no sé es a qué especialidades. Quizás traducción científico-técnica.

Raquel: Me encanta la localización de videojuegos y la traducción audiovisual y de hecho, mi idea es hacer el Máster. Para un futuro un poco más lejano, mi sueño sería trabajar con el japonés, ya sea audiovisual o no, pero es un idioma que adoro y me gustaría acercarlo más.

Andrea: Me gusta mucho la interpretación y es lo que quiero hacer. Además, en este campo un día hablas de una cosa y otro de otra que no tiene nada que ver. ¡Me encanta!


Saluditos a todos :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario