domingo, 27 de enero de 2013

Recursos para estudiantes de traducción: los indispensables

Por fin se han terminado los exámenes y podemos volver a publicar. Hace poco me planteé la siguiente pregunta: ¿qué es lo que siempre tengo sobre la mesa (o abierto en las pestañas del explorador) cuando hago una traducción? Recursos para traductores hay muchos pero está claro que unos nos sirven más que otros. Hoy quería hablaros sobre los recursos que me parecen más útiles y que, espero, os sirvan a vosotros también si no los conocéis ya. Evidentemente, en la asignatura de Documentación Aplicada a la Traducción* se ven muchos recursos, pero nos dan tantos que al final no sabemos distinguir muy bien entre los más útiles y los que nos ayudarían solo en caso de que nos especializáramos en traducción de informes sobre las rocas sedimentarias en la isla de Akilia. 




Cuando tengo que hacer una traducción siempre tengo abierto el DRAE, el DPD, y, sí, tengo que confesarlo, también el Wordreference. Las opiniones sobre este último diccionario varían mucho. Tengo profesores a los que no les importa que lo consultemos y otros a los que no les hace ninguna gracia. Por mi experiencia puedo decir que es un buen diccionario para hacer una consulta rápida (por ejemplo en la cabina de interpretación no me sale una palabra y puedo mirarla en un click aquí, aunque esto de la consulta de diccionarios y la interpretación es otra historia diferente al uso de los diccionarios en la traducción). Sin embargo, en cuanto tratamos un texto especializado, este diccionario se queda pequeño. Por mi experiencia, creo que en el foro hay más entradas abiertas en inglés que en francés y normalmente estos términos especializados se debaten aquí, por lo que quizás en inglés sí que nos sea de más ayuda que en francés. En cualquier caso, siempre que lo utilizo intento comprobar la traducción del término en un diccionario monolingüe. El que más utilizo para inglés es el de Oxford y para francés el Petit Robert que tengo en CD.

Esto es lo básico que todos conocemos y sabemos incluso antes de entrar en la carrera (¿quién no ha utilizado el Wordreference en bachillerato para las redacciones de inglés?). Sin embargo, en el grado de Traducción e Interpretación no nos vale con nuestro amigo WR y nuestro querido DRAE, necesitamos más recursos que sean de calidad y que de verdad nos ayuden a solucionar nuestros problemas. 

A continuación os hablo de los recursos que más he utilizado durante estos tres años y medio de carrera.

REDES
Este es el diccionario que tooodos los de clase tenemos, es EL diccionario. REDES nos muestra cómo se combinan las palabras y la relación que existe entre su significado y esas combinaciones.

Se trata de un diccionario muy útil, especialmente cuando nos enfrentamos a traducciones especializadas. 

Por ejemplo, ¿qué adjetivos van con « subida»

subida + abrupto, abusivo, acusado, astronómico, brusco, desmedido, desmesurado, desorbitado, drástico, espectacular, frenético, fulgurante, gradual, imparable, lineal, moderado, ostensible, paulatino, progresivo, radical, repentino, salarial, sostenido, uniforme, vertiginoso.

Se puede comprar en la mayoría de librerías y tiene un precio aproximado de 50€

En la misma línea, existe el DiCE, pero a mí no me parece tan completo como REDES.


Mmm... estamos haciendo un trabajo en grupo y empezamos a discutir sobre si se dice «el texto imprimido» o «el texto impreso». Pues para eso está la Fundéu, para solucionarnos este tipo de dudas que parece que tenemos claras pero que cuando llega el momento de escribir nos descolocan y, sobre todo, nos hacen perder tiempo. 

Creo que es especialmente útil su resumen de las Novedades de la Ortografía de la lengua española (2010), ¡algo que debemos conocer sí o sí!

En Twitter responden al instante cualquier duda que tengas.



Se trata de la mayor base terminológica europea. No es la base más actualizada, pero sí la que más temas abarca y la que mejor ordenados tiene los datos. Nos puede sacar de más de un apuro y hay que recordar que es institucional, por lo que es una fuente fiable (aunque siempre hay que contrastar datos). 

MELE: MANUAL DE ESTILO DE LA LENGUA ESPAÑOLA

La verdad es que no puedo decir que lo utilice siempre que hago una traducción, pero está claro que es un referente dentro de los manuales de estilo de la lengua española que existen. Creo que no está nada mal tenerlo en casa y echarle un vistazo de vez en cuando. 

El MELE de José Martínez de Sousa tiene un precio aproximado de 40€ y se puede encontrar en la mayoría de librerías.


Y ahora algunos recursos para aquellos que trabajan con el francés:



DICTIONNAIRE DES COMBINAISONS DE MOTS 



Digamos que es parecido al REDES pero en francés. En mi opinión, puede ser especialmente útil en traducción inversa, ya que no es nuestra lengua materna y podemos tener dificultades a la hora de redactar.

En España se puede comprar en Amazon y seguramente en librerías especializadas en lengua francesa.



DIFICULTADES GRAMATICALES DE LA TRADUCCIÓN AL FRANCÉS

Nos lo recomendó una profesora para traducción ES-FR y la verdad es que me ha servido mucho durante estos años, especialmente el año pasado que estuve de Erasmus en Bélgica y tuve que hacer mucha traducción inversa. Se trata de un libro de ejercicios pero con explicaciones sobre las dificultades que supone para los hispanohablantes la traducción hacia el francés. Lo recomiendo sin duda alguna para mejorar el francés en general. 





Fantástico conjugador de verbos franceses que nos saca de más de un apuro. Pertenece a Le Nouvel Observateur.







Y aquí termina la entrada sobre los recursos que más utilizo a la hora de traducir. Son recursos muy generales que creo que son útiles para estudiantes de Traducción e Interpretación. A medida que uno se especializa va encontrando los recursos más adecuados para su especialización y con los que mejor se maneja.


* Gracias a nuestra profesora de Documentación Aplicada a la Traducción, Mª Jesús Zamora, por habernos enseñado todo tipo de recursos que no habríamos podido conocer sin su ayuda.

2 comentarios:

  1. Sin duda herramientas muy útiles. Cabe señalar que del diccionario REDES surge la nueva obra de Ignacio Bosque «Diccionario combinatorio práctico del español contemporáneo», también conocido como PRÁCTICO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Muchas gracias por tu comentario. Efectivamente, el diccionario PRÁCTICO también es una obra muy completa que nos puede ser de gran ayuda a todos los que trabajamos con la lengua. Por si le quieres echar un vistazo, aunque quizás ya lo conozcas, María Auxiliadora Barrios Rodríguez - de la Universidad Complutense de Madrid - realizó un estudio comparativo de ambos diccionarios. Te dejo aquí el link: http://www.mecd.gob.es/dctm/redele/Material-RedEle/Revista/2007_11/2007_redELE_11_01Barrios.pdf?documentId=0901e72b80df2cb7

      Eliminar